Navidad en Hygge 

Navidad en Hygge 

Navidad, Navidad, dulce Navidad… Cada vez estamos más cerca de una de las celebraciones más populares a nivel mundial; sabemos que este mes de diciembre suele haber infinidad de actividades y muchas veces nuestros niveles de estrés aumentan, pero… ¡Calma, calma, mantened la calma!

A continuación te recomendamos algunos pasos que debes seguir para practicar nuestro Hygge:

1.- Siempre reserva un rato para la actividad física y el cuidado de tu cuerpo y mente, sobre todo en diciembre, que luego retomar cuesta un poco más.

2.- Cuida lo que vayas a cenar. Recuerda que es muy importante tomar al menos 5 comidas diarias y ¡ojo!, no te saltes los desayunos.

3.- Aprovecha para descansar, quedar con amigos, dar un paseo largo de una hora y mantener el contacto con la naturaleza.

4.- Intenta que las compras no se conviertan en las únicas protagonistas de tu Navidad; recuerda que lo más caro no siempre es lo que hace más ilusión.

5.- Son días muy locos, intenta salir pronto del trabajo, dar un paseo y llegar pronto a casa para relajarte. Apaga el móvil, enciende velas y disfruta con los que más quieres del espíritu navideño.

6.- Piensa en lo bueno que tiene tu vida, la Navidad es ideal para practicar la gratitud, es un concepto muy básico del Hygge. Te recomendamos que hagas una lista con todo aquello por lo que estás agradecid@. Te ayudará a dar menos importancia a las cosas negativas.

7.- Lee más, rétate e intenta leer al menos tres libros estas fiestas. Si eres afortunad@ y tienes chimenea en casa, enciéndela para hacerlo, ¿el qué?, más Hygge aún, si no, unas velas perfumadas también valen.

8.- La base del Hygge es el amor por ti mismo y por aquellos que quieres, así que lo más importante es disfrutar los momentos con familia y amigos. Llámalos, improvisa reuniones y quedad para pasear y disfrutar de una buena conversación.

 

Abrir chat