Fascitis plantar y Pilates

Fascitis plantar y Pilates

¿Qué es la fascitis plantar?

La fascitis plantar es la causa más común del dolor en el talón o en la parte interna del tobillo. Se trata de una inflamación del ligamento arqueado, que se produce, en la mayoría de los casos, por la tensión que causa la ejercitación excesiva de dicho ligamento.

¿A quién afecta?

Se estima que afecta al 10% de la población general.  Se observa sobre todo en adultos, y suele ser más común en personas que practican ciertos tipos de deporte, como atletismo, fútbol, tenis y/ o baloncesto. Algunas enfermedades como la artritis y la diabetes  o el uso de calzado inadecuado pueden desencadenar también esta dolencia.

Pilates: prevención y rehabilitación de la fasctitis plantar.

La práctica de Pilates contribuye a evitar que aparezca y, dado el caso, acorta los tiempos de rehabilitación.  Afortunadamente, la mayoría de los pacientes con esta afección finalmente tienen resultados satisfactorios con tratamiento no quirúrgico, como el Pilates.

Higiene postural y fortalecimiento de la musculatura que interviene en la pisada.

Con los ejercicios de Pilates se trabaja la postura para evitar que haya desajustes biomecánicos que alteran la pisada. La alineación de la columna y la pelvis es esencial para un paso eficiente. De esta forma, se contribuye a repartir mejor el peso corporal y favorece la incorporación de hábitos de higiene postural necesarios para su prevención. Además, se fortalece la musculatura profunda del pie, determinante en la correcta absorción del impacto de la pisada.

En Hygge Pilates contamos con un programa específico para tratar esta dolencia y su prevención, centrándonos en series de ejercicios en el Reformer, el Cadillac y en el Mat.

Si quieres saber más sobre el tratamiento de esta dolencia a través del Pilates, no dudes en contactarnos.

 

Extracto del trabajo de uno de nuestros profesores, Raúl Torres López: Pilates para personas con fascitis plantar (2018).
Abrir chat
Powered by