La Respiración en Pilates

La Respiración en Pilates

La respiración es una de las claves principales en cada ejercicio del Método Pilates, siendo siempre coordinada con el movimiento que se ejecuta, de tal modo que contribuya a dirigir la energía a la zona que se está movilizando. Una buena respiración ayuda a controlar los movimientos y facilita la estabilización de la columna vertebral, para el trabajo global de las extremidades. Cada movimiento debe coordinarse con una respiración específica, según cada tipo de ejercicio. En la respiración de Pilates se inspira por la nariz y se exhala por la boca, lo cual permite una activación de la musculatura profunda abdominal, muy superior que si se exhala por la nariz. La respiración también facilita la articulación de la columna vertebral. La inhalación facilita en general la extensión, mientras que la exhalación la flexión. El correcto uso de este mecanismo en los diferentes ejercicios de Pilates proporciona seguridad y previene lesiones.

Importante: nunca sostendremos la respiración al ejecutar un movimiento, ni generaremos “efecto valsalva”, ya que esto contribuye al aumento de la presión sanguínea, lo cual es totalmente contraindicado en el trabajo con el Método Pilates.

Así que aquí tienes algunos argumentos, del porqué insistimos mucho en tu respiración.

A continuación te presentamos un tutorial de: Cómo iniciarme en la Respiración Pilates.